martes, 14 de agosto de 2012

Prefacio: Mapas, historia y política (2)



Pero no todo es un camino de rosas, la crisis energética, con nuevas restricciones y subidas del precio del petróleo, se traduce en 2015 en una grave crisis económica y la alta actividad solar causa problemas de salud a la población. Los disturbios raciales empiezan poco después.
La proclamación de la independencia del País Vasco, Cataluña y Galicia y la inacción de un gobierno débil en España lleva a que Marruecos invada Andalucía y el sur de Portugal. Mientras Portugal pide ayuda a la OTAN los nacionalistas catalanes y vascos se extienden hacia el interior de España (Navarra, Valencia,…) y hacia el exterior, lo que provoca la invasión del ejercito francés en el norte de España. Grupos de empresarios valencianos contratan mercenarios para su defensa, al ser “nacionalizadas” por decreto todas las empresas fuera de las cuatro provincias catalanas por la Generalidad de Cataluña, voluntarios del GAV y otros partidos hasta ahora residuales se les unen.
Zonas del sur de Italia tienen problemas con la inmigración magrebí, lo mismo que Francia, aunque en este último el gobierno controla la situación suspendiendo la constitución por tres años. Tras la proclamación de independencia de zonas del norte de Italia la OTAN invade Italia. Alemania, Holanda, Bélgica y otros países suspenden sus constituciones para garantizar el orden. También hay disturbios que se saldan con ocupación en partes de la antigua Yugoeslavia, Chipre (donde la OTAN debe ocupar toda la isla) y Malta, de debe ser rescatada de la ocupación islámica libia.
Publicar un comentario