jueves, 9 de agosto de 2012

Capítulo 1: Una cena (4)



–Bien –ironizó Robert–, ahora ya estamos seguros. ¿Y qué es eso tan importante, que tenías que decirnos?
–Vas directo al grano ¡eh! –rió Nadia que había estado preparando la presentación–. Vale, José, será mejor que no perdamos tiempo.
–Bien –repuso José–. Empecemos por presentarnos ya que hay quien solo se conoce de pasada, luego del primer plato entraremos en materia, no seamos maleducados ni impacientes. Robert –continuó mientras señalaba al otro hombre– Witchmapell, jefe de estado mayor de las fuerzas especiales de la Unión Europea, el llamado ejército especial de intervención formado por las tropas de élite de los estados y alguien al que muchos militares obedecerán, aun por encima de sus gobiernos si la situación lo requiriera…
–No tant… –empezó a decir Robert, pero José le cortó.
–Y Kalinga Trechnova, oficialmente una de las mujeres de negocios de más éxito de la Federación Rusa, su amante y en realidad el número cuatro de los servicios secretos de la Federación. El noventa por ciento de sus grandes éxitos industriales son productos occidentales que ha conseguido por medio del espionaje industrial, recuperando parte de, las ya casi desaparecidas, redes de espionaje de la antigua KGB, en su mayoría hijos y nietos de espías nunca activados.
Publicar un comentario