miércoles, 27 de junio de 2012

Cuestiones técnicas y más…

Una de las cosas que me gustaban de la red de redactores es que había dos temas de los cuales no tenía que preocuparme: la parte técnica y la parte comercial.
Respecto a la primera trabajo en análisis y programación informática, aunque no enfocada hacia internet sino en otro tipo de aplicaciones, por lo que, aun cambiando los lenguajes a usar, empezar a realizar los desarrollos técnicos necesarios para la personalización era, en cierto modo, como seguir trabajando, cuando la escritura, personalmente, me la planteo como una actividad lúdica.
Respecto al tema comercial lo mismo. Vivimos en la época del “todo gratis” pero eso es falso. Como se está viendo en los sucesivos gobiernos y estados que caen día tras día, lo que alguien no paga lo hace otro, sea otro vecino del mismo país, que sí paga sus impuestos, sea otro estado, que por ello impone las condiciones y obliga a los menos formales a ceder soberanía, o bien sea alguien (como vemos diariamente en la omnipresente televisión) que quiere vendernos las excelencias de sus productos o servicios.  
            Como, lamentablemente, este blog ni dispone de presupuestos, ni de impuestos, ni de soberanía que ceder (por mucho que me matricule en clases de alemán) está claro que la única solución es recurrir a la publicidad, para tratar de obtener unos ingresos que compensen lo que vosotros veis gratis.
            Sé que a muchos os molesta la publicidad, a mí también, máxime cuando en la mayoría de los casos es inútil para su objetivo, por si no lo sabéis la interactividad también tiene esos negativos efectos: a diferencia de la publicidad en televisión, donde los anunciantes pagan porque se vea su anuncio, aquí solo pagan cuando entráis en ellos, así que no os cortéis y si algo de lo que veis (aunque generalmente no lo miréis) os interesa, entrad en ellos sin miedo. Naturalmente la falta de rendimiento solo se compensa de una forma: buscando más fuentes y aumentado la publicidad, lo que nuevamente me obliga a una faceta que no me gusta: la de comercial. Lamentablemente el tiempo dedicado a ello será tiempo perdido de escribir, corregir, maquetar, escribir, corregir,…
            Aunque hay una faceta de la parte comercial que ya hacía y en la que me podéis ayudar y es dando a conocer este blog, esta historia, novela o como la quieras llamar entre tus amigos y conocidos. Aquí todos sois bienvenidos.
            Solo me queda desearos que disfrutéis de la historia, en esta nueva revisión y ¡quién sabe! Quizás pronto volvamos a “vernos” también en fanfiction.es, pero si no, siempre nos quedará Blogger.
  
Publicar un comentario