martes, 11 de septiembre de 2012

Prefacio: Mapas, historia y política (3)

Tras la derrota de los nacionalistas y los marroquíes el gobierno español debe ceder el control de parte del territorio al recién creado ejército europeo unificado, bajo mandato de la Comisión, y a la OTAN. Así mismo reconoce los nuevos fueros aprobados en Valencia, que en la práctica pasa a ser independiente excepto en política exterior no comercial, dejando el control de la comunidad en manos del consorcio industrial que es propietario del ejército mercenario. La Comisión Europea nombra un Gobierno provisional para Italia.
Durante los años treinta un nuevo partido se impone conforme se van levantando las restricciones constitucionales. El Partido de Unificación Europea, al grito de “Europa para los europeos” propone la expulsión (o al menos retirada de beneficios sociales) a los inmigrantes y la desaparición de los países, creando una única entidad nacional. Desde finales de los treinta y durante los años cuarenta y cincuenta el PUE domina Europa. Legal o ilegalmente, deroga las constituciones nacionales y fuerza la unión. Reprime violentamente los disturbios de inmigrantes y nacionalistas en el norte de España, Italia, alrededores de Paris, Provenza, Hamburgo, Bosnia, Inglaterra,…

Publicar un comentario